Pasar al contenido principal

HOTEL BALNEARIO.VERÍN

EN DESARROLLO.2013

 
El lugar es el primer interrogante. Una parcela repoblada,  mayoritariamente de pinos,  que definen una cuadricula clara. Suelo ácido  y un bosque artificial reglado   construyen un espacio protegido en medio de la planicie donde se ubica Verín. El lugar tiene entidad, presencia, en esta parcela nos metemos para llegar al balneario. El edificio debe sacar provecho de su ubicación, de la construcción previa  de este paisaje. La  posición de las habitaciones nos permitirá contemplar el paisaje de los árboles a diferentes alturas y distancias. La arquitectura es el abrigo de la experiencia del balneario y es el abrigo de la experiencia de este jardín de pinos. Aquí está la clave de la propuesta.
Construir en un jardín de pinos.
 
Nuestra propuesta se desarrolla apoyada en la arquitectura monástica, alas y claustros. La iglesia, en nuestro caso, se sustituye por el balneario. Todo gira en torno a los dos claustros: uno de acceso y otro interior hacia la fachada del balneario.
El edificio se hace sitio entre el jardín de pinos.
 
Evitamos la construcción de un complejo que sea un objeto sin referencias al paisaje. El edificio se abre, se rompe para entrar en contacto con la masa forestal. Se busca la gravedad y el peso de la construcción.
El complejo es piedra, hormigón, madera y vidrio. El complejo es tiempo.

Créditos

Cliente: 
DIPUTACIÓN DE OURENSE.
Tipo: 
CONCURSO. ADJUDICACIÓN.
Localización: 
VERÍN. OURENSE.
Estado: 
EN DESARROLLO.